Pan y palabras

La comida que se come juntos es inseparable del intercambio de miradas, gestos y vivencias: compartir el pan es compartir la vida. Nuestro viaje, a partir de la historia del profeta Elías, continúa con la liturgia de la comida