El tiempo de Dios y el tiempo de los pobres

Más que un sinónimo de dinero, el tiempo es una tierra que se nos ha confiado para convertirla en un jardín de vida. Aquí hay tres formas de utilizarlo (pero sólo una es correcta)